RESEÑA [spoiler alert]: Avengers End Game, el cierre de un ciclo

El recién pasado jueves 25 de Abril, se estrenó en las salas de cine de todo el mundo la ansiada película Avengers End Game, la cual es la última entrega de la llamada Saga del infinito iniciada con Iron-Man 1 estrenada el 2008 y que a la fecha suma 22 filmes que narran las aventuras y desventuras de una serie de personajes que se verán implicados en esta última película.

No está de más anunciar que en la presente reseña, se encontrarán spoilers importantes de la trama y desarrollo de la historia, por lo que si aún no la has visto, continuar queda bajo tu responsabilidad.

Comenzamos divisando a un personaje al cual extrañamos en la entrega anterior, hablamos de Clint Barton, también conocido como Hawkeye por sus compañeros y en posterioridad como Ronin, al cual vemos en arresto domiciliario disfrutando tiempo con su familia, de un momento a otro de distracción, todas las personas a quien Barton ama, desaparecen en cenizas producto del famoso chasquido, y con esta brutal y dolorosa escena parte la maratónica secuencia de 3 horas.

Sin más preámbulos, la película se centra en los sucesos posteriores, exactamente 5 años después de todo lo ocurrido, Steve Rogers organiza reuniones para grupos de apoyo emocional para los sobrevivientes civiles y ayudarles a superar lo sucedido, Natasha sigue en las instalaciones de los vengadores ya que no tiene otra vida además de esa y el resto del equipo están cada uno en sus asuntos, en un estado de resignación tratando de pasar a la superación.

Gracias a las palabras de un recién aparecido Scot Lang, junto a Tony Stark logran descifrar el modo correcto de realizar viajes en el tiempo a través del reino cuántico. Aquí es donde, a modo personal, me gustaría hacer un alto.

Hulk/Bruce Banner nos explica que el viaje en el tiempo no es en realidad como todos creemos que es. Socialmente hablando estamos influenciados por la cultura pop de las películas y novelas basadas en viajes en el tiempo como Volver al Futuro, Doctor Who o, más reciente, The Dark. Sin embargo acá se nos plantea una manera distinta y más bien compleja, la cual (sospecho) fue una jugada más bien floja de los guionistas para evitar dar explicaciones sobre las posibles implicaciones en la trama que generarían las acciones de nuestros héroes en el pasado y evitar caer en los errores que cometieron sus colegas de la saga de X-Men.

Una serie de aventuras por el tiempo y el espacio recorren nuestros héroes para lograr reunir nuevamente las gemas del infinito y así, con otro chasquido, lograr deshacer lo que Thanos hizo, volviendo a la vida a todos quienes desaparecieron producto de ello. En un punto, la Nébula del presente (la cual viajó al pasado) a la cual llamaremos Nébula Buena, fue secuestrada por ella misma, pero su versión del pasado al que viajó, a la que llamaremos Nébula Mala. Nébula Mala toma el lugar de Nébula Buena al regresar al tiempo presente, y mientras los héroes están en el chasquido restaurador, Nébula Mala acciona el portal del tiempo trayendo consigo la Nave de Thanos del pasado junto con todo su ejército.

La batalla final es, sin duda alguna, la más épica, colosal, emocionante y satisfactoria de toda la saga. Se reúnen todos los personajes que son capaces de pelear justamente para eso, combatir a muerte al ejercito de Thanos. Los resucitados hacen una entrada majestuosa a la escena cargando la situación de todas las emociones que se pueden sentir en una batalla de este calibre. La nostalgia de ver por fin a todos juntos para una ultima batalla, la sensación prematura de triunfo y la satisfacción de ver las fuerzas unidas.

Todo culmina con la acción heroica de Tony Stark realizando un último chasquido con las gemas, destruyendo a todo el ejército y al mismo Thanos. Sin embargo, el poder de las gemas consumió la vida de nuestro amado Ironman, finalizando así su existencia.

Una película que da un perfecto cierre con un final agridulce. Está el triunfo, pero con un alto precio por pagar, sacrificios necesarios para poder traer de vuelta a quienes tanto amaban.

Adiós Tony Stark.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *