Nueva tecnología del pasto sintético en Chile.

El fútbol inicialmente se jugaba en pasto natural o incluso en tierra. Con el paso del tiempo surgieron alternativas como el baby fútbol en gimnasios y tiempo después el futbolito, en pasto sintético. Esta nueva superficie también fue adoptada por clubes profesionales como canchas de entrenamiento en un principio y después como canchas de competición profesional. Audax Italiano, San Luis de Quillota, Puerto Montt o Unión La Calera, entre otros, disputan el campeonato nacional cada fin de semana en un campo de juego con pasto sintético.

En los años 80 y 90, el pasto sintético se combinaba con arena exclusivamente. En los años 2000 surgió una nueva tecnología, el caucho. Hoy la última tendencia en esta materia es el corcho.

Esta tecnología consiste en combinar el pasto sintético con un relleno en base a 100% corcho. Las ventajas que ofrece son que entrega un aspecto más realista, similar a una cancha natural. Es más resistente a las competiciones deportivas, con una vida útil de al menos diez años y la temperatura de la cancha es más baja (el caucho hacia subir mucho la sensación de calor).

Además entrega más seguridad a los deportistas, ya que tiene un mayor nivel de amortiguación y posee la característica de ser más ecológico, polivalente e impide la propagación del fuego (útil sobre todo pensando en áreas recreativas o jardines públicos y privados).