Llamado a donar células madres.

“Dos de cada tres niños que se trasplantan se curan definitivamente”, explicó el oncopediatra Francisco Barriga.

Donar no es peligroso y salva vidas, destacan los expertos y las familias.

Este viernes 15 de febrero se conmemora el Día Internacional del Cáncer Infantil, una fecha que tiene como objetivo sensibilizar y concienciar a la sociedad sobre los desafíos a los que se enfrentan los niños y adolescentes con esta enfermedad y sus familias.

En el marco de esta fecha, familias que han debido atravesar esta lucha y expertos hicieron un llamado urgente a donar células madres, lo que no es peligroso y puede ser clave para salvar la vida de un pequeño con leucemia, el tipo de cáncer de sangre más común en el país.

En Chile, cada año se diagnostican alrededor de 500 niños con cáncer; de ellos, cerca de la mitad posee algún tipo de leucemia, de los cuales, uno de cada cuatro necesita un trasplante con células madres.

Magdalena Herrera es madre de Juan Patricio, un niño que al año de vida fue diagnosticado con leucemia. A los dos años, y como parte de su tratamiento tras una recaída en 2014, fue sometido a un trasplante de células madres.

“Llevábamos un rato estando en el departamento oncológico, teníamos contacto con muchos niños hace mucho tiempo. Hay casos que se van solucionando y otros que no, entonces la verdad es que daba mucho miedo; conocíamos muchos casos de recaída posterior al trasplante, estábamos con mucha incertidumbre”, relató Magdalena.

“Pese a un par de tropiezos, la verdad es que fue maravilloso lo rápido que el Juanpa se fue recuperando y fue recuperando su infancia normal; él tenía dos años cuando fue trasplantado, era muy pequeñito”, destacó la madre.

Hace una semanas, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, anunció que el trasplante de médula con donante no emparentado contará con código Fonasa, por lo que, además de ser gratuito para los usuarios del sector público de salud, las Isapres cubrirán parte del costo.

Para realizar el trasplante de células madres es necesario un donante vivo, que sea compatible genéricamente con el paciente.