¿Eres adicto al WhatsApp?

La ciencia asegura que cada vez que sentimos el sonido de una notificación de nuestro teléfono, ciertas zonas del cerebro se ponen en alerta. Al ocurrir esto, el usuario no puede evitar mirar a que corresponde dicha notificación. Esta es la primera evidencia de lo dependientes que podemos volvernos de las redes sociales.

Tal como funciona cualquier tipo de adicción, hay ciertos síntomas que la delatan y aquí te las enumeramos para que descubras cuál es tu nivel de adicción, o bien, si no dependes del todo de la aplicación de mensajería instantánea.

1. Sufres de ansiedad cuando ves que te estás quedando sin batería o pasas demasiado tiempo sin que puedas revisar los chats.

2. Verificar el ‘en línea’ de tus contactos

3. Cambiar la foto de WhatsApp con frecuencia.

4. Revisar el teléfono luego de haber mandado un mensaje Una y otra vez, hasta que respondan.

5. Si mandas cadenas, memes y vídeos a toda tu lista de contactos.

6. Estar al tanto o pendiente de los cambios de estado y foto de otras personas.

7. Si te peleas con amigos, pareja o cercanos por estar en línea y no responder los mensajes. Evidentemente WhatsApp ocupa tu vida.

8. Sufrir del síndrome de abstinencia